Empieza la temporada de calçots

IMG-20170118-WA0031

Hace solo unas semanas que empezó la temporada de una verdura tan emblemática al Baix Llobregat como la alcachofa, pero ahora también ha llegado la época de los calçots. En Central Parc ya tenemos a la venta este producto típico de la gastronomía catalana, que cada vez está más consolidado en el Parque Agrario del Baix Llobregat.

A pesar de ser un cultivo tradicional de la zona del campo de Tarragona, en concreto de la ciudad de Valls, hace más de 20 años que los calçots se comenzaron a introducir en el Baix Llobregat. Actualmente, la mayoría de agricultores del Parque Agrario los cultivan, ya que la tierra arenosa de la zona ofrece cosechas de alta calidad. Sin embargo, solo los productores tarraconenses cuentan con Indicación Geográfica Protegida (IGP).

IMG-20170118-WA0034El calçot debe su nombre a la manera de cultivar esta variedad de la cebolla, ya que para alargarla se calza con más tierra y se repite el proceso dos o tres veces. Los calçots son los brotes de una cebolla blanca que ha sido replantada y se considera una planta de dos ciclos de cultivo, que se alargan durante dos años. En Central Parc disponemos de 300 metros cuadrados destinados al cultivo de calçots. Esta temporada hemos plantado alrededor de 150 kg del producto, que se vende por manojos de 25 unidades.

El calçot destaca porque es uno de los únicos productos que se encuentra en los mercados exclusivamente durante su temporada natural, que empieza en enero y se alarga hasta abril. En cambio, a día de hoy, la mayoría de las otras frutas y verduras se consumen todo el año como consecuencia de las importaciones.

El calçot del Baix Llobregat también se ha convertido en un ejemplo de producto de proximidad, ya que la mayor parte se venden directamente a comercios de la zona. Durante la temporada, muchos establecimientos del territorio ofrecen menús elaborados a partir del calçot. Algunos participan en la campaña gastronómica Els Sabors de l’Horta, para garantizar que las frutas y hortalizas que sirven son Producto FRESCO del Parque Agrario.

En los últimos años, las ventas han crecido a un ritmo exponencial, hasta el punto de duplicarse en una década. Además, el Baix Llobregat ya cultiva alrededor del 30% de los que se venden en Catalunya y las previsiones indican que el crecimiento continuará.

Tradicionalmente, el consumo recae en las calçotadas, la principal causa que el producto esté tan de moda. Para cocinarlos, primero se cuecen los calçots a la brasa y cuando están bien hechos se envuelven con papel de periódico, hasta que se comen acompañados de salsa romescu y carne a la brasa. En los últimos, han aparecido nuevas recetas que utilizan el producto como por ejemplo la tempura o los buñuelos de calçots y la lasaña de bacalao y calçots.

Si quieres comprar nuestros calçots, ponte en contacto con comandes@centralparc.cat


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *