Recuperamos 525 kg de verduras con fines sociales

IMG-20170117-WA0004

La empresa social contra el derroche alimentario Espigoladors ha vuelto a visitar los terrenos de Central Parc para recoger productos excluidos del circuito comercial. Las dos entidades colaboramos para aprovechar las frutas o verduras en buen estado que no se cosechan por sobreproducción y bajada de precios en el mercado o bien por motivos estéticos, las llamadas mermas. Queremos dar segundas oportunidades a todos los alimentos desperdiciados y demostrar que son perfectamente válidos y de alta calidad.

A nivel mundial, uno de cada tres alimentos conreados terminan desperdiciados durante algún punto de la cadena alimenticia. Todos los que participamos en el ciclo de consumo tenemos responsabilidad en el derroche, desde los agricultores hasta los consumidores, pasando por los supermercados y otros comercios. Por esto hemos recuperado la labor de espigar, muy presente en nuestra sociedad hasta hace solo unes décadas. Antiguamente, el trabajo consistía en entrar en el campo a coger las espigas que quedaban una vez terminada la cosecha.

Para hacer frente al derroche, Espigoladors trata de asegurar una alimentación sana y saludable para los colectivos en riesgo de exclusión social. La entidad recoge la fruta y la verdura directamente de los campos y las lleva gratuitamente a entidades sociales de ayuda a personas en situación vulnerable. Respeto a nuestras parcelas, en la última visita los espigadores han cosechado 525 kg de brécol verde, morado y romanescu, brócoli y coliflor.

El 90% de los productos recuperados se destinan a asociaciones que gestionan comedores sociales. Además, la entidad pide a las personas beneficiarias del servicio que se encarguen de espigar los campos. Por contra, los alimentos que no cuentan con la calidad necesaria para consumirse directamente se transforman en mermeladas, salsas, patés vegetales y cremas. Las conservas artesanales y naturales se comercializan a través de la marca es im-perfect, avalada por la chef Ada Parellada.

La colaboración de Central Parc con Espigoladors va más allá de la recogida de productos en nuestras fincas. Juntamente con la ONG Desos Opción Solidaria, las dos empresas sociales colaboramos en proyectos de Educación para la Justicia Global. Llevamos semanas preparando una iniciativa destinada a un instituto de Barcelona llamada Investigación y acción para la transformación: el hambre y el despilfarro alimentario. El alumnado investigará sobre los productos que desperdiciamos en los hogares y tendrá que encontrar fórmulas creativas para aprovechar los alimentos.

Además, las dos entidades participamos en campañas de sensibilización para concienciar la sociedad de la importancia de hacer frente al despilfarro alimentario. En Central Parc nos implicamos porque queremos sumarnos al lema de los compañeros de Espigoladors: si todos somos culpables, todos podemos ser parte de la solución!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *